El nuevo rol del departamento de RRHH como activo estratégico de la empresa

febrero 15, 2021

El nuevo rol del departamento de RRHH como activo estratégico de la empresa

El papel del departamento de RRHH ha cambiado drásticamente en los últimos años. A menudo, muchas compañías limitaban sus equipos de recursos humanos a gestionar tareas de back-office. Hoy la digitalización hace que el panorama sea muy distinto. Ante la necesidad de lograr un rendimiento eficiente del capital humano, RRHH es ahora un activo estratégico para garantizar el éxito empresarial. 

Las tareas puramente administrativas relacionadas con la gestión del personal – gestión de nóminas, bajas, vacaciones– son labores repetitivas y manuales que pueden ser automatizadas mediante soluciones HCM como las que ofrece Talentia. De esa manera, el departamento de recursos humanos puede enfocarse en realizar tareas creativas que añadan valor a la compañía. El director de RRHH goza así de más autonomía para centrarse en programas que fomenten por ejemplo el bienestar, la tendencia más destacada en términos de importancia en el informe 2020 Deloitte Global Human Capital Trends. 

El bienestar de los trabajadores es un factor importanteo muy importantepara el éxito de la organización, según el 80% de los 9.000 entrevistados en una encuesta de la consultora. Es un elemento primordial para mantener la motivación elevada y salvaguardar la salud mental de los empleados. Además, juega un papel fundamental en la atracción y fidelización de talento.  

Automatizar permite que las tareas repetitivas dejen de ser una carga. El reto ahora reside en desarrollar estrategias innovadoras de gestión del capital humano. Precisamente en eso consiste el nuevo rol de RRHH: debe ser una pieza clave para que la organización alcance el máximo rendimiento. 

Recursos humanos: cómo convertirse en un activo estratégico

Recursos humanos puede demostrar su valor estratégico desarrollando políticas de bienestar o estrategias que ayuden a incrementar la productividad. Pero también hay otras vías como crear espacios de trabajo adecuados, fomentar la comunicación con los colaboradores, implementar soluciones que permitan un teletrabajo eficiente u ofrecer una amplia gama de programas de formación que mejoren las habilidades de los empleados.  

Los espacios de trabajo ya no son sólo físicos, también son virtuales. En ese aspecto, el departamento de RRHH es un actor esencial para minimizar los riesgos del trabajo a distancia. Uno de ellos es que los empleados tengan una menor sensación de conectividad y de espíritu de equipo, según avisa el informe Leading practices for remote working de KPMG. Este riesgo se puede mitigar seleccionando las aplicaciones y widgets de e-HR más ajustadas a nuestras necesidades. Con esas herramientas se facilita una mayor colaboración y autonomía de los empleados. 

Recursos humanos también puede demostrar su valor estratégico ayudando a vislumbrar cuál será el nuevo papel de la oficina en un mundo cada vez más digital. Es importante rediseñar qué rol jugará la oficina dentro de la organización. Y, gracias a la automatización, tenemos más tiempo para desarrollar propuestas creativas para tratar de sacar el máximo provecho al modelo de trabajo híbrido. 

Según un informe de PwC, un 83% de los empleados quiere teletrabajar al menos un día a la semana, mientras que un 32% querría no volver nunca a la oficina. Esa demanda por trabajar al menos parte del tiempo debe ser atendida. Mientras tanto, el departamento de RRHH también debe explorar cómo aprovechar las ventajas que ofrece la oficina para que se convierta en un espacio físico que fomente la cooperación, según recomienda Forbes 

La tecnología está cambiando las organizaciones profundamente. Cada departamento experimenta su propia transformación. En ese sentido, recursos humanos se sitúa como un departamento clave para abordar los constantes retos organizacionales que presenta la tecnología. Automatizar procesos ayuda a que RRHH se enfoque sobre todo en responder a esos cambios. Los días en que únicamente gestionaba tareas de back-office llegaron a su fin. Recursos humanos ahora es un activo estratégico.