Desafíos para la gestión de recursos humanos en un contexto digital

June 29, 2021

gestión de recursos humanos gestão de recursos humanos

La sociedad y la vida empresarial en la actualidad está estrechamente ligada al desarrollo tecnológico. Y, en consecuencia, también a la digitalización y a la adopción de nuevas estrategias, herramientas y modos de trabajar. Esta relación se ha visto intensificada durante la crisis sanitaria de la COVID-19. 

La productividad y la supervivencia de muchas organizaciones dependerá en el futuro de una correcta transición hacia este contexto digital. En este marco, también la gestión de recursos humanos deberá adoptar un papel protagonista, sacando partido de las oportunidades — ya que todo reto lo es — que ofrecen  un apropiado uso de tecnología ad hoc. ¿Cuáles son estos desafíos? ¿Cómo superarlos con éxito? 

Gestión de recursos humanos digital: reclutamiento y feedback interno

Según la consultora independiente Markess, durante la primera mitad del año 2019 un 82% de las grandes y medianas empresas a las que había consultado enfrentaban serias dificultades en el proceso de captación de talento. Esto era interpretado, a su vez, como el principal obstáculo para su crecimiento. 

La gestión de recursos humanos, por tanto, debe prestar especial atención a la hora de diseñar políticas eficaces de reclutamiento, en un mercado dominado por la falta de talento especializado. Y poner el foco en acciones que permitan trabajar un feedback continuo con las personas que ya forman parte de nuestros equipos.

Gracias a un software gestión de RRHH como Talentia HCM y a su módulo Feedback Continuous podrás mantener abiertos diversos canales de comunicación con los equipos. Esto no sólo favorecerá la colaboración y permitirá enviar y recibir comentarios en tiempo real, también hará posible tener información justa y fiable sobre el desempeño de la plantilla. Por ejemplo, sobre el impacto y la percepción que tienen los trabajadores de sus tareas y de su alineamiento con los objetivos estratégicos de la organización.  

El Director de RRHH podrá implementar incentivos en forma de recompensas para aquellos miembros del equipo especialmente comprometidos o en línea con esos objetivos, premiando la excelencia y la asimilación de la cultura corporativa.  

Aumentar el atractivo del branding y facilitar el onboarding

Otro de los retos para la gestión de RRHH se sitúa sobre el employer branding a la hora de reclutar. Según la fuente citada anteriormente, el 40% de los ejecutivos reconoce que es uno de los principales retos. 

Mejorar la percepción de la empresa de cara a potenciales nuevos empleados, así como dar a conocer la política de RRHH de la organización está entre las labores destacadas. Ganar en efectividad a la hora de comunicar estrategias de RSC, igualdad, conciliación y  compromiso ambiental pueden cimentar el trabajo en redes sociales y otros entornos digitales. Disponer de KPI’s relativos a estos aspectos en el dashboard de RRHH permite monitorizar de manera estrecha el desarrollo del employer branding. 

La analítica de datos también favorece el establecimiento de políticas de incorporación que reduzcan las potenciales fricciones. De hecho, soluciones de software para la gestión de RRHH como Talentia HCM ya cuenta con módulos específicos dedicados al onboarding, con herramientas como el chatbot o la automatización de conversaciones para facilitar el «aterrizaje» de nuevos empleados.  

Digital workplace y mejora de la experiencia de empleado

El 81% de los responsables de RRHH asegura que la implementación de un entorno de trabajo digital es el principal vector de modernización de cara al futuro. Las aspiraciones de los empleados, además, difieren de las de sus predecesores generacionales y, por tanto, un digital workplace puede ser clave para la experiencia del empleado. 

También es crucial diseñar una buena política de comunicación interna, una mejora constante en la relación con el empleado y una dotación suficiente de complementos, herramientas y utilidades tecnológicas que hagan del workplace un entorno de trabajo favorable al bienestar y la productividad. Así como de la existencia de canales de comunicación suficientes para poder efectuar una escucha proactiva de sus percepciones, aportaciones e ideas.