Cubrir el GAP de competencias es una nueva propuesta de valor para el empleado

mayo 12, 2024

Los avances tecnológicos actuales y las exigencias del mercado laboral han cambiado la perspectiva tanto de los empleados como de las empresas sobre las competencias necesarias para cubrir un puesto de trabajo a lo largo del tiempo. No sólo es importante tener en cuenta las habilidades que los empleados ya tienen que ofrecer, ahora quieren participar en la elaboración de un plan a largo plazo sobre qué habilidades deben desarrollar para seguir siendo competentes dentro de un mercado en constante evolución. Esta evolución continua crea un reto importante tanto para los empleados como para los empresarios: el GAP de competencias. En consecuencia, la necesidad de centrarse en reciclar y mejorar las competencias de los empleados no es sólo una necesidad de la empresa, sino que también añade valor a la experiencia de los empleados dentro de la empresa. Comprender este aspecto es clave, sigue leyendo y aprende más sobre cómo influye tanto en el éxito empresarial como en el crecimiento de los empleados.

Panorama de la evolución del panorama laboral

El mercado laboral actual se define por el cambio constante y está influido en gran medida por los avances tecnológicos. Esta evolución está reconfigurando las funciones en diversos sectores, lo que conlleva la necesidad de contar con un equipo de trabajo que domine las tecnologías emergentes y se adapte a los nuevos estándares de trabajo. Como empresa, ser capaz de desarrollar nuevas funciones y mantenerse al día en la transformación de las existentes son dos factores clave que ayudan a atraer y retener el talento. Alinee las necesidades de sus empleados con los objetivos empresariales con el software de gestión de la formación Talentia.

¿Qué es el GAP de competencias?

El  GAP de competencias es una divergencia entre las competencias existentes de los empleados y las requeridas en el mercado laboral moderno, lo cual plantea un obstáculo sustancial. Surge cuando el ritmo de evolución de la industria supera las actuales estructuras de educación y formación, lo que da lugar a un equipo de trabajo insuficientemente preparado para los retos actuales, junto con un retraso en la adaptación organizativa a los nuevos requisitos de formación. Cubrir esta carencia mediante la propuesta de valor al empleado es imprescindible para que las empresas sigan siendo competitivas en el mercado.

Importancia de abordar el GAP de competencias

Es vital que las organizaciones alineen estratégicamente las capacidades de su equipo con sus objetivos a largo plazo para reducir en lo posible este reto. Cubrir estas lagunas es beneficioso para el desarrollo profesional de los empleados y también hace que se sientan valorados y contentos en su lugar de trabajo. Consigue que los empleados permanezcan más tiempo en la empresa y también atrae a nuevos talentos, lo que redunda en la eficacia de la organización y la competitividad del mercado. Descubre Talentia LMS y permite a tu equipo seguir aprendiendo sobre la marcha.

Detectar el GAP en el lugar de trabajo

Para abordar eficazmente el GAP de competencias en el lugar de trabajo es necesario tener en cuenta los requisitos de competencias actuales y futuros para cada puesto en la empresa. Este proceso conlleva un análisis exhaustivo de la evolución del sector y de lo que se va a necesitar en un futuro. A continuación, las empresas deben cotejar estos datos con las competencias actuales de sus empleados para identificar las áreas específicas en las que existen carencias y necesitan formarse.

Estrategias de reskilling y upskilling de los empleados

Una vez identificadas las necesidades de competencias, las empresas deben centrarse en iniciativas que ayuden a reciclar y mejorar las competencias de sus empleados. Para ello es necesario aplicar diversos enfoques, como programas de formación práctica y cursos especializados, así como aprovechar las plataformas digitales de aprendizaje. Estas iniciativas no sólo abordan la escasez inmediata de competencias, sino que también mejoran la moral y la lealtad de los empleados.

Realizar un análisis de las carencias de talento y promover el aprendizaje continuo

Para poder comprender los déficits de competencias específicas de una organización, es fundamental realizar un análisis exhaustivo de las carencias de talento e identificar los puntos débiles y fuertes para elaborar una ruta de aprendizaje continuo que cubra las carencias. Fomentar una cultura de aprendizaje continuo es fundamental para abordar el déficit de competencias y debe inculcar el crecimiento personal y profesional continuo, motivando a los empleados para que abracen el aprendizaje permanente. Los empresarios deben facilitarlo proporcionando diversos recursos educativos, reconociendo el desarrollo de competencias e integrando el aprendizaje continuo en sus valores fundamentales.

Para contar con un equipo relevante y competitivo que responda al mercado laboral actual es esencial abordar el déficit de cualificaciones mediante la reconversión y el perfeccionamiento proactivos. Uno de los pasos para conseguirlo es un planteamiento bien pensado y dedicar tiempo a cultivar un entorno de trabajo de aprendizaje y desarrollo continuos. A medida que evolucione el mundo empresarial, será crucial que los empleados sigan avanzando en su carrera para disminuir la brecha de competencias y, como resultado, tener un equipo de éxito que sea competente dentro del mercado.